ATIENDE AL CONSEJO, JOVEN



ATIENDE AL CONSEJO, JOVEN

Oye jóven, sé prudente,
apártate para Dios,
Entrégate a El por completo,
toma hoy la decisión.

El mundo mucho te ofrece,
se presenta en su esplendor,
Pero al final del camino ,
todo es desilusión.

La carne con sus pasiones,
provoca a la tentación,
Si no la vences a tiempo,
te lleva a la perdición.

Es una trampa, no cedas,
es lazo del tentador,
Repréndelo en el momento,
si no, te espera el dolor.

Mira arriba, hacia el cielo,
busca el rostro del Señor,
Es el refugio seguro,
el lugar de bendición.

El es el Amigo fiel,
conoce tu corazón,
Es el que llena el vacío,
da plena satisfacción.

Sé sabio, sigue a la meta,
haz tú como el corredor,
se sacrifica a sí mismo,
por tener el galardón.

Si así hacen los atletas,
que ejercitan con tesón,
aprende el ejemplo, jóven,
el cielo es de más valor.

Nunca, nunca menosprecies,
a tan grande salvación,
Te aconsejo que la guardes,
con temor y con temblor.